Plumas cucharita

La pluma de acero –la "pluma cucharita", de la cual habla con nostalgia Julio Cortázar--, comenzó a ser producida en serie en 1826, cuando un inventor llamado Masson diseñó una máquina muy ingeniosa. Hasta entonces, las plumas de ganso habían sido utilizadas durante mil años. Las plumas-cucharita tuvieron vigencia hasta la invención de la "plumafuente". Los de mi generación usamos todavía en la escuela estas plumas, con las cuales trazábamos rasgos finos y gruesos, llamados "caligrafía inglesa". Debíamos ir al colegio con un canuto para calzar las plumas y dos colores de tinta: roja y azul, con los consiguientes estragos que provocaba el tintero caído en nuestros cuadernos y nuestros mandiles blancos.

Comentarios

Lina Rodríguez dijo…
Estos blogs me han ayudado mucho. Pensé que era la única que pensaba y sentía eso...

Entradas populares